La situación actual que estamos viviendo por el nuevo coronavirus no resulta fácil para mucha gente ni, especialmente, para colectivos más vulnerables, como los que sufren demencias y sus familiares. Las limitaciones de compresión de la nueva realidad y los cambios de rutina pueden generar ciertas alteraciones somáticas y psicológicas.

A continuación dejamos un tríptico en el que incluimos unas pautas dirigidas al enfermo, a su cuidador principal y a las medidas preventivas adaptadas al colectivo. Esperamos que sean de utilidad!!