Llegó el momento de empezar a salir a la calle poco a poco, cumpliendo las normas establecidas, tras un periodo largo de confinamiento. Para muchos de nosotros será un momento de alegría y esperanza pero las personas que sufren el SÍNDROME DE LA CABAÑA será un desafío. Pierden la protección de estar en el hogar y sienten como el espacio exterior puede convertirse en una gran amenaza. Por eso, hemos creado este tríptico, donde se recoge una breve descripción de este síndrome y sus síntomas y, además, unas recomendaciones para que la desescalada sea más llevadera.

Ánimo a todos!