CUIDA DE TU SALUD MENTAL:

El confinamiento puede acabar provocando ansiedad, estrés, insomnio y hasta depresión. Pero hay maneras de evitar caer en estos trastornos.

La primera recomendación es fijar una rutina, programar el tiempo y distinguir entre obligaciones y ocio.

Otro factor clave es no aislarse, utilizar las tecnologías para mantener el contacto con familiares y amigos.

El ministerio de Sanidad recomienda:

  1. Reconoce tus emociones, intentando no alimentarlas ni dejarte llevar por ellas. Compartirlas con tus próximos te puede ayudar, igual que puede hacerlo seguir técnicas de relajación y respiración (mindfulness).
  2. Enfoca tu energía y genera una rutina, cumpliendo con las restricciones impuestas. Hazte un horario.
  3. Céntrate en lo que puedes hacer. Añade a tu rutina momentos de ocio, usando tu creatividad. Piensa en los que te rodean y en que te necesitan. Fíjate objetivos realistas, y persevera en su cumplimiento.
  4. Cuídate. Mantén al máximo tus rutinas de higiene y alimentación. Intenta añadir momentos de actividad física.
  5. Desconecta. Procura evitar el exceso de información respecto al virus. Habla de otros temas y trata de hacer cosas que te gusten y te ayuden a lograr esos objetivos fijados.
  6. Mantén el contacto social. Utiliza el teléfono o el ordenador para videoconferencias con amigos y familiares: cuida de ti mismo cuidando a otros.