La actividad física de la que hablábamos en el post anterior no solo es recomendable para la población adulta que, sin duda, es la que más frecuentemente la lleva a cabo. Tanto la población infantil-adolescente como la población mayor de 65 años deben realizar actividad física, solo que adaptándola a su edad (y, dentro de esta, a sus capacidades, como todo el mundo).

Aparte de los beneficios generales del ejercicio físico que mencionamos anteriormente, existen beneficios específicos en estas dos poblaciones concretas, los cuales reflejaremos en las siguientes infografías.